¿Por qué es importante la Educación emocional?

Porque las emociones forman parte de la naturaleza de la persona.

La vida cotidiana nos expone a una serie de vivencias que provocan emociones y sentimientos desde los que respondemos reactivamente, y que con frecuencia nos llevan a tomar decisiones que son fuente de conflicto intra e interpersonales, provocando o intensificando emociones y sentimientos no positivos (enojo, tristeza, frustración y miedo). 

 ¿Cómo puedo ser un aliado en la Educación emocional?

Aprendiendo primero sobre mi y mis emociones, a través de una experiencia grupal, vivencial y lúdica, en la que se realizan diversos ejercicios de contacto interior, narración de cuentos y escucha afectiva, que me permitirán desarrollar competencias emocionales para hacer frente a los conflictos cotidianos; además de adquirir herramientas para acompañar emocionalmente a otras personas.  

¿Cómo puedo formarme como Educador emocional?

PPAM ofrece tres modalidades que responden a las necesidades de tiempo, recursos económicos; además responde al nivel de profundidad que el participante desee trabajar (dales click para conocer cada una de ellas).
 

Modalidades Formador de Formadores-01.pn
Modalidades Formador de Formadores-03.pn
Modalidades Formador de Formadores-02.pn

Competencias a desarrollar por el participante durante la formación: 

  1. Autoconocimiento. Aceptar la importancia que tiene conocer nuestros sentimientos y pensamientos y cómo se reflejan en nuestras palabras y acciones; así como la influencia que tienen para reconocer nuestro valor como personas, nuestro potencial y nuestras posibilidades de cambio.

  2. Manejo adecuado del área emocional-afectiva. Comprender, expresar y manejar de forma apropiada nuestros sentimientos y emociones para lograr una mejor adaptación a las circunstancias de la vida, a los procesos de aprendizaje, a las relaciones interpersonales, así como a la resolución adecuada de conflictos.

  3. Conducción y contención emocional. Facilitar y propiciar el desarrollo emocional de las personas, al aceptar la expresión de emociones y sentimientos sin que el rol y la jerarquía del adulto a cargo se desvirtúe.

  4. Análisis, interpretación y evaluación de los procesos emocionales individuales y grupales. Establecer los criterios de evaluación que permitan dar cuenta de los resultados obtenidos a nivel individual y grupal.

Beneficios

Adquirir diversas técnicas que desarrollan habilidades socioemocionales en el participante y en las personas con quienes trabaja.

Replicar el modelo de formación y capacitar a nuevos formadores.

 

Favorecer el bienestar emocional en el espacio laboral y personal (comunicación asertiva, gestión emocional y empatía).

Contribuir a la creación de ambientes emocionalmente saludables.

Contar con herramientas para la atención de los indicadores de la NOM-035-STPS 2018, en materia 
de riesgos psicosociales.

Qué problemáticas puede atender el Formador en Educación emocional:

 

  • Bajo autoconcepto y baja autoestima

  • Desgaste emocional, desesperanza

  • Conductas de violencia en sus diferentes manifestaciones

  • Expresión inadecuada de emociones

  • Espacios emocionales no saludables

  • Conflicto en las relaciones interpersonales

  • Sensaciones de abandono, fracaso y falta de sentido de vida

  • Normalización de prácticas de descuido y abandono  emocional

  • Ausencia de comunicación efectiva

  • Baja productividad laboral

  • Descomposición del tejido social

  • Síndrome de Burnout (desgaste laboral)

El formador en Educación emocional podrá aplicar la metodología en:

El espacio personal

  • Familia

  • Amigos

El espacio laboral

  • Escuelas

  • Hospitales

  • Empresas

Espacios de intervención con:

  • Niños, niñas y adolescentes

  • Mujeres víctimas de violencia

  • Salud y adicciones

  • Personas mayores

  • Centros de Desarrollo comunitario

  • Personas con capacidades diferentes

Si estás interesado llama a los teléfonos 55639096 y 55982296

o escribe a mayra.gomez@ppam.org.mx